CASTILLO DE MONTÁNCHEZ

52MONTANCHEZ
  • Ubicación: Montánchez (Cáceres)
  • Estado de conservación: aceptable
  • Propiedad: público
  • Acceso: visitable

HISTORIA

52MONTANCHEZ2La villa cae en poder musulmán en el 713 y queda bajo dominio de Mérida. La primitiva fortificación romana es reforzada y ampliada. Con la creación de la taifa de Badajoz, se integra en el reino aftasí. En 1095, los almorávides se apoderan de Badajoz, y ejecutan a todos los miembros de la dinastía aftasí menos a uno, que logra escapar y se hace fuerte en el castillo de Montánchez, adoptando el nombre de Al-Mansur. Dos años resiste a los almorávides, pero finalmente ha de rendir la fortaleza y huye para entregarse a Alfonso VI de León y abrazar el cristianismo.

 Durante el siglo XII cambia varias veces de mano, ya que es tomado por los cristianos en 1142 y 1166, y vuelto a recuperar por los musulmanes. Ya en 1227, Alfonso IX emprende una amplia campaña militar que culmina en 1230, y en la que toma Badajoz, Mérida y Montánchez.

El castillo pasa a jurisdicción de la Orden de Santiago, y se convierte en punto de partida para expediciones cristianas contra enclaves musulmanes como Alange, Hornachos, Reina, Montemolín o Medellín.

La fortaleza, reforzada por los santiaguistas, tiene una planta muy irregular, adaptada al terreno, y con varios recintos. El primero forma un cinturón de muralla y torres hacia la mitad de la loma rocosa, y cierra con torres semicilíndricas pegadas al castillo. Su función sería proteger a la población que residía en la denominada hoy Villa Vieja. Dentro se encuadran varias divisiones. Una de las mayores, en lo más alta y en la parte norte, alberga el patio de armas y diversas dependencias residenciales. Separado por una muralla, encontramos el patio donde están los aljibes y la gran Torre del Homenaje, con planta trapezoidal y que domina todo el entorno

CURIOSIDADES

Cuenta una leyenda que, estando los caballeros cristianos acampados cerca de la fortaleza con intención de tomarla, una gran serpiente de largos cabellos cruzó entre las tropas causando pavor. Los caballeros la siguieron hasta su guarida y descubrieron un túnel que conducía al interior del castillo, por el que penetraron y tomaron la fortaleza por sorpresa. Según esta leyenda, la serpiente era una princesa musulmana que cada último día de semana, tomaba forma de reptil (pero con cabeza de mujer, lo que se conoce como melusina) e iba a peinarse a la vecina fuente del Trampal. El caid del castillo, al considerar a su hija culpable de la derrota, la maldijo, y así quedó con forma de serpiente escondida en la fortaleza. Solo recupera su forma de mujer la noche de San Juan, cuando puede vérsela vagar por las almenas portando una vela.